Historia breve de China (ebook) | Punto de Vista Editores
Cart 0
china

Historia breve de China (ebook)

Esta nueva publicación de Historia breve de China es una edición revisada y actualizada por Pedro Ceinos que hacen de este libro ya un clásico.

6,99 

En un mundo cada vez más pequeño sólo la ignorancia aleja a los pueblos. Mientras los adelantos técnicos y progresos científicos hacen que la comunicación entre Oriente y Occidente sea cada vez más fácil, el bombardeo informativo al que nos someten los medios de comunicación amenaza convertir nuestros conocimientos sobre países lejanos en cuatro o cinco conceptos mal hilvanados, retazo de algunas noticias en la prensa, titulares de telediario y portadas de publicaciones sensacionalistas.

Desde que las primeras noticas de China llegan a Occidente, a través de sus productos, especialmente esa seda con la que tan ligada va su historia, su nombre siempre ha ido asociado al misterio, al exotismo y a la fantasía. Desde Marco Polo a Mao Zedong, todos los personajes relacionados con este país, parecen dotados de una aureola que nos presenta sus existencias como incomprensibles, maravillosas y en cierta forma, dotados de una humanidad a la que nos cuesta hacer partícipe de los atributos que nosotros mismos nos atribuimos.

A lo largo de esta Historia Breve de China hemos se ha intentado presentar al lector los hechos más significativos de ese pasado común a los habitantes de China, esforzándonos especialmente en mostrar la humanidad de los protagonistas de esta historia, descubriendo las causas que preceden a los acontecimientos con el objetivo de ayudar a entender éstos como el resultado de la acción de unos hombres, que responden de forma completamente humana ante unos estímulos determinados de las formas que les permite su cultura. Esperamos que contribuya a conocer un poco más a China y sus habitantes y con ello promueva el acercamiento entre los pueblos.

El autor
Introducción
¿Qué es China?

La historia enterrada
Ni hombres ni monos
El Hombre de Pekín
Culturas neolíticas
Cultura yangshao
Culturas hongshan y dawenkou
Culturas del Yangtze: Hemudu y Liangzhu
Cultura longshan
Surgimiento de las primeras entidades políticas
El Emperador Amarillo
Los tres soberanos: Yao, Shun y Yu

El nacimiento del estado en las dinastías Xia y Shang
La dinastía Xia
Otras culturas en la época xia
Dinastía Shang
La sociedad shang
Nacimiento de la escritura china
La religión shang
El estado Shang
Los shang en Anyang
Decadencia shang
Relación de la cultura shang con otras culturas antiguas
Pueblos de la periferia shang: los qiang y los yi
La civilización de Sanxingdui

Feudalismo y expansión en la dinastía Zhou
El duque de Zhou organiza el Estado
La sociedad de los zhou
Más allá de la frontera
La caída de los zhou

Largo camino a la unidad
Primaveras y otoños
Los principales ducados en Primaveras y Otoños
El tiempo de los hegemones
Conferencia de paz
Esplendor del Reino de Wu
Las guerras de las Primaveras y Otoños
Construcción de las murallas
La vida cotidiana en Primaveras y Otoños
Lao Zi
Confucio
Reinos Combatientes
El Reino de Zhongshan
La escuela de los motistas
La escuela de los legalistas
La escuela confuciana
Sichuan entra en la historia: Los Reinos de Shu y Ba
El Reino de Yelang
El Reino de Dian
La irresistible ascensión de Qin
El origen de los eunucos
Unificación de China

La construcción de China con las dinastías Qin y Han
Dinastía Qin
Extensión del Imperio Qin
Fin de la dinastía Qin
Dinastía Han
Los generales de Liu Bang
La Administración han
El Imperio Xiongnu de Modu
El poder de las emperatrices
El emperador Wu Di, la Edad de Oro de los han
Apertura de la Ruta de la Seda
Los reinos de la Ruta de la Seda
La conquista del Sur: Nanyue y Vietnam
El confucianismo como religión de Estado
El golpe de Wang Mang
La dinastía Han del Este
Ban Chao en la Ruta de la Seda
La decadencia de los han del Este
Emperadores entre eunucos y concubinas
Los xianbei
La rebelión de los Turbantes Amarillos

Tres Reinos
La breve dinastía Jin
Los Dieciséis Estados
Los pueblos lao
El Reino Tuyuhum
Los jin del Este
Esplendor del budismo
Los toba de la dinastía Wei del Norte

Esplendor y miseria de los Tang
Dinastía Sui
El emperador Yang Di
Construcción del Gran Canal
La Guerra de Corea y la caída Sui
Dinastía Tang
El emperador Taizong
Esplendor de los tang
Los viajes de Xuan Zang y el desarrollo del budismo
Las fronteras del Norte
La expansión tibetana
La emperatriz Wu Zetian
El canto del cisne de Xuanzong
La guerra civil de An Lushan
El Reino de Nanzhao
Los aliados uygures
El Imperio Tibetano
El arte tang
La decadencia de los tang
Rebeliones campesinas ponen fin a la dinastía Tang
Cinco Dinastías y Diez Reinos

La decadente civilización song
La dinastía Liao de los kitan
Dinastía Song del Norte
La Administración de los song
Las reformas de Wang Anshi
Renacimiento religioso en el Tibet
El Imperio de los xia del Oeste
Surgimiento de los jurchen
El Imperio de los Karakitan
Establecimiento de los song del Sur
La dinastía Jin de los jurchen
El refinamiento de Hangzhou
Genghis Khan une a los mongoles
Los mongoles conquistan China
Yunnan entra en la historia de China
Los mongoles conquistan el Imperio Song

Dinastía Yuan
La comunicación entre Oriente y Occidente con los mongoles
El Beijing de Kublai Khan
Los mongoles y el Tibet
Decadencia de los mongoles
Rebeliones campesinas acaban con la dinastía Yuan
El teatro en la dinastía Yuan

La dinastía Ming
La Marcha a los Trópicos durante la dinastía Ming
Los viajes de Zheng He al océano Índico
Deterioro social a mediados de los ming
La escuela gelugpa domina el Tibet
Los portugueses en China
Los españoles en China
Los holandeses en China
Los primeros misioneros en China: Mateo Ricci
Expansión de los manchúes
Rebeliones campesinas acaban con los ming

Dinastía Qing
Organización del estado Qing
Los primeros rusos en China
Los primeros ingleses en China
La Controversia de los Ritos
Los mongoles jungar bajo Galdan
El emperador Yongzheng
El Tibet con los qing
Rebeliones indígenas en el siglo XVIII
El reinado de Qianlong
Las guerras de Jinchuan
Extendiendo las fronteras
Las sociedades secretas en el germen de las rebeliones
El comercio del opio
Los primeros americanos en China
La Primera Guerra del Opio
El Reino Celestial Taiping
La Segunda Guerra del Opio
Los culíes chinos
Más levantamientos campesinos
Reacción ideológica a la presencia occidental
La Guerra Sino-Japonesa
División de China en esferas de influencia
El movimiento reformista de 1898
Los Boxers contra los misioneros
El Decimotercer Dalai Lama del Tibet
Proclamación de la República

La República China
Los señores de la guerra
Movimiento del Cuatro de Mayo
La ascensión del Partido Nacionalista
Los comunistas: de Jiangxi a Yanan
Invasión de Manchuria por Japón
El Frente Único y la invasión de Japón
La guerra de China, parte de la Segunda Guerra Mundial
La guerra civil

China comunista
Las décadas del Tibet independiente
El Gran Salto Adelante
La revolución cultural
Tiempos de cambio
La China de hoy
¿Qué futuro?

Dinastías
Bibliografía

Introducción

¿Qué es China?
La respuesta puede parecer obvia. Cuando se mira un mapa, en la parte oriental de Asia aparece una gran masa de color uniforme, desde el centro del continente hasta el Océano Pacífico sobre la que se extiende la palabra “China”. Un concepto que parece fácil y evidente.

Sin embargo, si en vez de utilizar un mapa realizado en el año 2006, tomáramos un mapa portugués de hace diez años posiblemente encontraríamos que en el extremo sur del país, una pequeña porción queda fuera del ámbito “China”. Sería la colonia portuguesa de Macao, recuperada por los chinos sólo en 1999, tras casi 450 años de ocupación y posesión portuguesa. Si fuera inglés, de hace diez años, nos encontraríamos con que el ámbito “China” se vería interrumpido una vez más en una pequeña porción de su franja suroriental, sería el enclave británico de Hong Kong, sólo recuperado por China en 1997 tras casi 150 años en manos de los británicos. Si el mapa fuera taiwanés un poco más antiguo encontraríamos una China que se extiende mucho más al Norte, casi hasta la taiga de Siberia, pues en Taiwan no se reconocía la independencia de Mongolia Exterior y se sigue incluyendo en los mapas de China. Si, en cambio, lo hubiera publicado el gobierno tibetano en el exilio, veríamos que le falta toda la parte suroeste de lo que estamos acostumbrados a ver, o, si la publicación hubiera corrido a cargo de los independentistas del Turkestán, le faltaría todo el extremo occidental.
Si nos fueramos alejando en el tiempo, esa definición de “China” cambiaría con cada dinastía o incluso con cada emperador, extendiéndose y contrayéndose al vaivén de sus conquistas o fracasos militares. La respuesta no parece tan obvia. Si todos los países y naciones son el resultado de un proceso histórico, que a veces nos parece estabilizado hasta la eternidad, en China parece que ese proceso, aún hoy en día, dista mucho de estar completo, mostrándonos un ejemplo vivo de la fragilidad y temporalidad de los estados (mal que les pese a los políticos de cada país).

En este libro vamos a utilizar el concepto más amplio de China, el que comprende y abarca no sólo la China del año 2006, sino a la del 1998, y 1888 y 1588. Ya que nuestro objetivo, más que intentar avalar ninguna de las más o menos justas pretensiones político-geográficas, pretende explicar el origen de las distintas “chinas”, para que el lector pueda entender su situación actual.

La República Popular China, con una extensión de casi 9.600.000 kilómetros cuadrados es el tercer país más extenso de la tierra, después de Rusia y Canadá. Una vista aérea de China muestra su territorio como una serie de niveles descendientes de Oeste a Este. El más elevado lo constituye la meseta de Qinghai-Tibet, con una altura promedio que ronda los 4.000 metros sobre el nivel del mar. El segundo nivel lo constituyen las mesetas que se extienden desde Mongolia Interior, por las mesetas de Loess y las de Yunnan y Guizhou, entre los 1.000 y 2.000 metros sobre el nivel del mar. El tercer escalón lo forman las llanuras del nordeste y norte de China y del curso medio e inferior del río Yangtze, con una elevación de entre 500 y 1.000 metros sobre el nivel del mar.
China es un país eminentemente montañoso. Los principales sistemas montañosos de China están orientados en dirección EsteOeste, dividiendo al país en diferentes regiones de difícil comunicación. Para poder entender la geografía de China bastará con pensar en tres grandes sistemas montañosos, que atraviesan toda la superficie del país de Oeste a Este. Al Norte están las cordilleras Tianshan, en Xinjiang, y Yinshan, en Mongolia. En el centro, la cordillera Kunlun –entre Xinjiang y Tibet– y Qinling. Al Sur está el Himalaya, en Tibet, y los montes Nanling, que separan Hunan y Jiangxi de Guangdong y Guangxi.

China es un país con abundantes recursos hídricos, se calcula que 50.000 ríos corren por sus tierras y algunos de ellos están entre los más largos y caudalosos del planeta. Los ríos en China han sido utilizados desde tiempo inmemorial para el transporte, la pesca y la irrigación. Si las cadenas montañosas corren de Oeste a Este, los ríos tienen que seguir la misma dirección necesariamente. Los ríos del sur de China, son muy distintos a los del norte. Mientras los primeros, alimentados regularmente por una larga estación lluviosa, tienen numerosos afluentes, vegetación copiosa a su alrededor y un caudal relativamente constante, los del norte, donde las precipitaciones son tan escasas como la vegetación, arrastran gran cantidad de sedimentos y tienen un caudal escaso y tremendamente variable con las estaciones.

Los dos mayores ríos de China, son el Yangtze, que con 6.300 kilómetros de longitud, y el río Amarillo o Huanghe, con 5.464 kilómetros. Ambos ríos son considerados la cuna de la civilización china, aunque su situación actual es muy diferente, ya que mientras el Yangtze, atravesando todo el país desde la meseta de Qinghai-Tibet hasta su desembocadura cerca de Shanghai, es el verdadero corazón de China, el río Amarillo se ha convertido en un río más virtual que real, a cuya desembocadura no llega agua durante más de cien días al año.

Otros ríos importantes son, de Norte a Sur: el Heilongjiang (también llamado Amur), fronterizo con Rusia; el Liaohe, el Haihe (que desemboca en Tianjin), el Huaihe, el Qiangtang y el río Zhujiang (que desemboca en Cantón). En China nacen y tienen gran parte de su curso otros tres ríos de gran importancia para el sur de Asia: el Brahmaputra, llamado en China Yarlung Zangbo; el Mekong, llamado Lancang, y el Salween, llamado Nujiang.

La importancia de las montañas y ríos en la historia de China es determinante. Las montañas, por regla general, separan; los ríos, por el contrario, comunican. La expansión de la civilización china desde su punto de origen en la actual provincia de Henan, sigue el curso de los ríos, donde la comunicación se hace fácil. Las zonas separadas por montañas, aún relativamente cercanas, permanecerán desconocidas durante muchos años.

Pero los ríos no son sólo las vías de comunicación. Su naturaleza caprichosa y violenta les convierte en una continua amenaza. La sociedad china se basa, en parte, en el dominio de los ríos, algunos autores incluso consideran que la larga permanencia del sistema imperial está relacionada con la necesidad de realizar y mantener las grandes obras de canalización y control de los ríos para prevenir las desastrosas inundaciones. No es casualidad que en las épocas de caos, las inundaciones se sumen a los azotes que sufre la población. Cuando los diques no se conservan, el río Amarillo estalla y cambia de rumbo a veces con trágicas consecuencias.

En la historia, esos cambios de curso del río Amarillo, se convierten en causa primera de la caída de varias dinastías; antes de la historia, aún no sabemos cómo pudieron influir sus desbordamientos sobre la ascensión y caída de los primeros estados en China.

Montañas y ríos son parte fundamental de la cultura china. La Gran Muralla y el Gran Canal, las dos hercúleas obras que mejor caracterizan al pueblo chino, son sus equivalentes en el ámbito humano.

Actualmente China está dividida en 34 entidades administrativas, que en lo básico corresponden a las divisiones administrativas históricas. Ya que no siempre han sido las mismas, ni han sido llamadas de la misma forma, a lo largo de esta obra, para facilitar su localización por parte del lector, las denominaremos con su nombre actual.

Así tenemos cuatro ciudades directamente subordinadas al poder central: Beijing, la capital; Shanghai, el gran puerto industrial y comercial en la desembocadura del río Yangtze; Tianjin, el puerto del Norte y Chongqing, cerca de la gran Presa de las Tres Gargantas.

Cinco regiones autónomas, en las que la mayoría de la población no pertenece a la mayorìa han, recientemente incorporadas a China, donde la influencia de la cultura china es todavía hoy menor que la de las culturas locales tradicionales: Tibet, Mongolia Interior, Xinjiang, Guangxi y Ningxia.

Las provincias del noroeste, conocidas en Occidente como Manchuria son Heilongjiang, Jilin y Liaoning. También en el norte están: Shandong, Hebei y Shanxi. En el noroeste de China se encuentran Shaanxi, Gansu y Qinghai. El lector español debería prestar atención para no confundir la provincias de Shanxi (al oeste de las montañas) con la de Shaanxi (al oeste de los desfiladeros), nombres perfectamente diferenciados en la escritura china pero que resultan casi idénticos en la española.

En el centro se encuentra Henan, Anhui, Jiangxi, Hunan y Hubei. En el sur Guangdong, Guizhou, Hainan. En el suroeste Sichuan y Yunnan. Al este, Jiangsu, Zhejiang y Fujian.

Cada una de estas provincias tiene el tamaño de un país europeo, sus poblaciones originales, su clima, sus características geográficas y climáticas las convierten en entidades igualmente diferentes. Su historia y el momento de su incorporación al ámbito cultural chino ha seguido procesos independientes que en esta breve obra sólo podemos perfilar. Aún así esperamos haber contribuido a presentar las características comunes y las diferenciales del mundo chino.

Pedro Ceinos nació en Madrid en 1960. Es licenciado en Veterinaria, profesión que abandonó en 1988 para comenzar sus ininterrumpidos viajes a China y trabajar en organizaciones por los derechos de los pueblos indígenas, especialmente con “Amigos de los Indios”, de la que es uno de los socios fundadores.
Su carrera literaria se ha centrado principalmente en estos dos asuntos: China y los indios, sobre los que ha publicado numeroso artículos y diversos libros. De un tiempo a esta parte ha colaborado con http://www.chinaviva.com, donde ha publicado diversos textos sobre sus viajes a China las minorías chinas.

Be the first to review “Historia breve de China (ebook)”

Ebooks

Ebooks

No ficción

No ficción