Del amor y otras catástrofes | Punto de Vista Editores
Cart 0
del-amor-y-otras-catastrofes-cub-510x652

Del amor y otras catástrofes

Dimensiones: 15×23 cm
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN: 978-84-18322-62-4
Nº de páginas: 400

26,00 

Denise Despeyroux es considerada como una de las voces más singulares e interesantes de la dramaturgia española contemporánea y cuenta con una producción teatral de una brillantez y originalidad notables. Sus obras, como las que se incluyen en este volumen, presentan todo tipo de catástrofes donde los protagonistas anhelan una unión auténtica con la familia o la pareja aunque siempre acaban enfrentándose con sus propios fantasmas: la pérdida, el dolor o el miedo.

El más querido (una catástrofe navideña) refleja cómo la vida de dos amigas de distinto temperamento, origen social y modo de vida se ve trastocada con la llegada de Claudio, un joven de misterioso encanto, mentiroso compulsivo y con extraños traumas psicológicos. El corazón es extraño juega con las posibilidades de clonación, con teorías de neuromarketing, y con referencias filosóficas en una obra tragicómica donde se cuestiona la naturaleza del amor. En La realidad dos hermanas gemelas ensayan un arriesgado juego de suplantación que nos lleva a la pregunta de si existe la posibilidad de imitar también a alguien por dentro. En Los dramáticos orígenes de las galaxias espirales Luz, convencida de que va a morir, le pide a su gemela Andrómeda que la reemplace en las celebraciones familiares; esta sustitución deviene en una fuerte crisis de identidad que se agrava en un ambiente cargado de interrogantes y dudas. Carne viva nos presenta cuatro policías que sufren las penas de la escasez económica en su despacho y se ven obligados a subalquilar los espacios del inmueble: a una profesora de danza contemporánea y a una hipnotista. En Ternura negra. Una comedia histórica de terror romántico un autor y director vive obsesionado con comunicarse con el fantasma de la última reina de Escocia, y comienzan a suceder cosas inesperadas en una sesión de espiritismo a través de Skype. En Un tercer lugar seis personajes tratan de relacionarse lo mejor que pueden y de amarse lo mejor que saben; amantes o amados, anhelan la posibilidad de un contacto auténtico y una comunicación verdadera.

Este volumen contiene
El más querido (una catástrofe navideña)
El corazón es extraño
La realidad
Los dramáticos orígenes de las galaxias espirales
Carne viva
Ternura negra. Una comedia histórica de terror romántico
Un tercer lugar

Prólogo. Teatro a la intemperie

El más querido (una catástrofe navideña)
El corazón es extraño
La realidad
Los dramáticos orígenes de las galaxias espirales
Carne viva
Ternura negra. Una comedia histórica de terror romántico
Un tercer lugar

El más querido (una catástrofe navideña)

1. Una velada encantadora

En la oscuridad se oyen las voces de un hombre y una mujer entrando en una casa.

CLAUDIO. ¡Te lo dijo a ti!
TERESA. ¡No, te lo dijo a ti!
CLAUDIO. No… lo que pasa es que me miraba a mí, pero te lo decía a ti.
TERESA. ¡Te lo dijo a ti, estoy segura! Dame la mano.
CLAUDIO. Pero que eso no es mi mano. Oye enciende la luz que me pones nervioso, parece que no sepas dónde está la luz de tu casa.
TERESA. Sí sé, sí sé, lo que pasa es que me hicieron un diseño muy sofisticado.
CLAUDIO. Si no consigues lo que quieres, revientas.
TERESA. Bueno… bueno… ¿Quieres tomar algo?
CLAUDIO. Sí, algo líquido, por favor. Me la imaginaba distinta tu casa.
TERESA. Bueno, en realidad esta no es mi residencia habitual. Es un apartamento al que vengo de vez en cuando, solo cuando salgo a cenar cerca. ¿Pero te ha decepcionado?
CLAUDIO. No, no, para nada. Si es una pasada. Preciosa.
TERESA. Es todo muy antiguo lo que hay aquí, los muebles estos tienen como siglos.
CLAUDIO. No te creo.
TERESA. Sí, es todo muy valioso. Tendría que tenerlo más cuidado. Lo que pasa es que he crecido rodeada de estas cosas… y es por eso que no les doy importancia. ¡Cuidado!
CLAUDIO. ¿Qué? ¿Qué pasa?
TERESA. Cuidado… cuidado que justo ese gato que estás a punto de tocar es una verdadera reliquia.
CLAUDIO. ¿En serio?
TERESA. Sí, formaba parte del mascarón de proa de la goleta de Sir Francis Drake. Me ofrecieron una fortuna en un museo por él.
CLAUDIO. Pero tú eres superculta…
TERESA. Bueno, no, tanto no. ¿Pero cómo te lo imaginabas el pisito?
CLAUDIO. Y… yo qué sé… con más cuadros. Como sé que te gusta tanto el arte.
TERESA. Tengo decenas de cuadros… ni te lo imaginas… Lo que pasa es que la mayoría están en cajas de seguridad en el banco, quiero decir en las cúpulas.
CLAUDIO. ¿En las cúpulas?
TERESA. ¿En las cópulas?
CLAUDIO. En las bóvedas…
TERESA. ¡En las bóvedas, sí, claro! Es una tontería tenerlos ahí, porque no se pueden disfrutar si están en el banco. Los voy a sacar de ahí… lo que pasa es que mi padre insistió, sabes. ¡Ay, qué lástima, es una verdadera pena! Justo ahora tengo en exposición la colección de Petorutti. Porque los de Petorutti sí que los tenía colgados aquí. Me encantan.
CLAUDIO. ¿Los has vendido, entonces?
TERESA. No, cómo los voy a vender… Yo de Petorutti no me desprendo ni loca. Los presté para una exposición itinerante por las principales capitales europeas.
CLAUDIO. ¿Y quién es Petorutti?
TERESA. ¿No conoces a Petorutti?
CLAUDIO. No, no me suena.
TERESA. A ver… pues la más famosa que tiene es la serie de los arlequines, justo la que yo tenía colgada aquí en el salón.
CLAUDIO. Ah, sí, me suenan… ¿unas figuras de chicos jóvenes vestidos con trajes de rombos de muchos colores verdad?
TERESA. No, esos no son los de Petorutti. Toda la obra de Petorutti es en blanco y negro. En blanco y negro y con figuras muy geométricas, nada de rombos.
CLAUDIO. Ah, sí, ya me imagino… ¿Como el cubismo entonces?
TERESA. Exacto, como el cubismo.
CLAUDIO. Pues fíjate que yo el único contacto que he tenido con arlequines ha sido haciendo teatro, cuando era más jovencito, en la parroquia.
TERESA. ¿En serio? ¿Hiciste teatro?
CLAUDIO. Sí, te cuento. Hice una obra de teatro en la parroquia del pare Albert, en Torelló, un pueblecito cerca de Vic, Barcelona.
TERESA. Ay, no me digas…
CLAUDIO. Sí, yo he vivido cosas muy bonitas, muy intensas… Hacía de arlequín.
TERESA. Qué mono.
CLAUDIO. Sí, además fue muy fuerte porque fue muy humanitario también. Porque el pare Albert hacía una labor de alfabetización impresionante con los chavales del pueblo. Recaudamos un montón de dinero con la obra para ayudar a los chicos más desfavorecidos, los que tenían que caminar kilómetros desde el poblado gitano Santa Meritxell para llegar hasta el colegio… Evangelistas eran algunos… Ay, era horrible, te juro que era horrible porque…

Claudio no puede reprimir el llanto, aunque lo intenta.

TERESA. Ay, no, mi amor, no te pongas así, que no puedo verte…
CLAUDIO. Perdón, no quería, en serio no quería, pero es que se me parte el alma al recordarlo, porque había un chaval, un niñito casi, que venía del poblado Santa Meritxell…
TERESA. No, mi amor, no te pongas así… tranquilo, ya pasó, siéntate, siéntate. Mira qué bien sentarse aquí en esta mecedora, así, tranquilo…
CLAUDIO. Ay, sí, qué bien…
TERESA. Mira, mira… te mezo así un poquito, cierra los ojitos, vas a ver qué bien.
CLAUDIO. Ay, sí, qué bien.

Ríen felices, dicen pavadas, suena una música con trinos de pajaritos. Es un momento delicioso. De pronto la puerta se abre, los pajaritos dejan de cantar y la dicha se esfuma. En el umbral de la puerta aparece Charito con una maleta enorme y una guitarra.

CLAUDIO. ¡Charito! ¡Cuánto tiempo, Charito!
Charito. ¡Claudio!

Claudio se acerca a darle un beso.

TERESA. ¿Charito qué haces aquí?
CHARITO. Vine a mi casa.
TERESA. Sí, claro, ya sabes que esta es tu casa. Puedes venir cuando quieras. Pasa, pasa, ponte cómoda. Has traído muchas cosas… ¿Vienes de visita? ¿O vienes a quedarte unos días?
CHARITO. Vine a instalarme en mi casa, sin fecha de salida. ¿Puedo, verdad?
TERESA. Por supuesto, esta es tu casa, ya sabes…
CHARITO. ¿Cómo no voy a saber que esta es mi casa?
CLAUDIO. ¿Cómo estás Charito?
CHARITO. Estoy muy contenta de verte, lo que pasa es que me sorprendió encontrarlos acá.
TERESA. Bueno, pasa, pasa y cálmate… Deja las cosas por aquí.
CHARITO. ¿Y qué estaban haciendo?
TERESA. Hemos salido, Charito, a divertirnos un rato. Acabamos de llegar.
CLAUDIO. Sí, hemos salido a cenar. Lo hemos pasado genial. Y Teresa me ha enseñado la casa y me ha estado hablando de los Petorutti.
CHARITO. ¿Los Petorutti?
CLAUDIO. Tienes una guitarra, Charito. ¿No me digas que has cambiado la raqueta por la guitarra?
CHARITO. Sí… bueno… me acordé de que tú me habías dicho que tocabas la guitarra y empecé a estudiar. Tengo ganas de conectarme con otra parte mía distinta.
CLAUDIO. Para mí el deporte y la música van de la mano. Y especialmente el tenis y la guitarra. ¿Sabes por qué? Perdona que haga esta reflexión. Piensa en la similitud formal de la raqueta con la guitarra, y además en las cuerdas… que son de nylon en ambos casos.
CHARITO. Ah, ves, en las cuerdas no había pensado, en la forma sí…
CLAUDIO. Mira… ¿me la dejas un poquito?
CHARITO. Sí, claro.
CLAUDIO. Ay, hace años que no toco. A ver… a ver si me sale. Dejadme que me acompañe un poquito, una ayudita, tengo por aquí un tema…

[…]

Denise Despeyroux (Montevideo, 1974) es dramaturga, actriz, docente y directora de escena. Licenciada en Filosofía por la Universidad de Barcelona, se ha formado en interpretación y dramaturgia con autores de prestigio internacional como Javier Daulte, José Sanchis Sinisterra y Rafael Spregelburd. Sus textos han sido estrenados en diversas ciudades del mundo como Madrid, Barcelona, Montevideo, México D. F., Buenos Aires y Londres; además, han sido traducidos al catalán, inglés, francés, alemán, italiano, griego, rumano y japonés. Ha recibido numerosos premios y reconocimientos como el Premio de Teatro Federico García Lorca, el Premio al Mejor Espectáculo en la 15.a Mostra de Teatre de Barcelona, el Showing Film o el Premio al Mejor Espectáculo Off por Carne viva en 2014. Es una habitual a Mejor Autoría en los Premios Max, resultando finalista en varias ocasiones. También fue finalista, en 2018, al Premio Valle-Inclán, el mayor galardón del teatro español. Entre sus obras destacan La realidad, Carne viva, Los dramáticos orígenes de las galaxias espirales, Un tercer lugar y Canción para volver a casa (Punto de Vista Editores, 2019).

Cubierta: Descargar

Ficha del libro: Descargar

Be the first to review “Del amor y otras catástrofes”